jueves, 13 de enero de 2011

María Magdalena Massanet Gayà. Soneto 111. Afectos varios de su corazón fluctuando en las ondas de los cabellos de Lisi.

María Magdalena Massanet Gayà

Soneto 111. Afectos varios de su corazón fluctuando en las ondas de los cabellos de Lisi.



Francisco Gómez de Quevedo.

Quevedo nació en Madrid y fue bautizado en la parroquia de San Ginés el 26 de septiembre de 1580. Su infancia transcurrió en la Villa y Corte, rodeado de nobles y potentados, ya que sus padres desempeñaban altos cargos en palacio. Su madre era dama de la Reina, y su padre era el secretario de la hermana del Rey Felipe II, María de Austria. Huérfano a los seis años, pasó a estudiar con los Jesuitas en Ocaña. En Madrid cursó sus primeros estudios en el Colegio Imperial de los jesuitas, después cursó estudios de teología en la Universidad de Valladolid. El año 1606 vuelve a Madrid dónde le dan el título nobiliario del señorío de La Torre de Juan Abad . Se traslada a Italia en el año 1613, llamado por el duque de Osuna, el cual le encarga importantes misiones diplomáticas con el fin de defender el virreinato que empezaba a caer, entre éstas intrigó contra Venecia y tomó parte en una conjura. Quevedo fue arrastrado en la caída, y sufrió un arresto domiciliario en Madrid

Entró en una crisis religiosa y espiritual, pero desarrolló una gran actividad literaria, cuando es liberado, en 1643, es un hombre acabado y se retira a sus posesiones de La Torre de Juan Abad para después instalarse en Villanueva de los Infantes donde el 8 de septiembre de 1645 murió.

Como personaje perteneciente a la nobleza del siglo XVII, Quevedo ostentó los títulos de Caballero de la Orden de Santiago y Señor de la Torre de Juan Abad.


La voz poética de este poema es masculina ya que se trata del mismo Quevedo y su receptor es una mujer, llamada Lisi, su supuesta amante. Se trata, de un tema lírico, de los sentimientos del corazón del poeta que está contemplando la cabellera de Lisi.

Se encuentra en primera persona reconocido por el verso número 3 de la primera estrofa, ‘’mi corazón’’

En el verso 10 de la tercera estrofa, ‘’loro’’, pero tratándose esta vez la una representación mitológica: Ícaro, mencionándose entre otras como: Leandro, Ícaro, Fénix y Midas.

En este poema encontramos temas de amor y desgracia. El autor describe el sufrimiento que siente por su amada mediante identificaciones mitológicas, ya que cada uno tiene su propio sentido, Leandro, por amor, llega a la muerte, Icaro, por orgullo, llega a la muerte, el fénix, por su muerte, llega a la vida, Midas, por codicia, llega a la insatisfacción, Tántalo es ejemplo de la insatisfacción

Con este poema Quevedo quiere dar a entender mediante una visión pesimista del amor, que éste conduce a algo que es peor que la muerte.


A continuación redactaré un análisis del poema.

En el primer cuarteto el autor trata el abundante y dorado cabello de Lisi, (de acuerdo con el modelo tópico de mujer ideal en el Renacimiento) Quevedo compara

sus cabellos con el mar, ‘la tempestad’ que puede llegar a evocar. Con el ‘oro undoso¡, refiriéndose al color del cabello, dorado. ‘Crespa’ se refiere a los rizos y también habla de su hermosura cuando deslaza su pelo. Con ‘luz ardiente y pura’ quiere a dar a entender su luminosidad.


En el segundo cuarteto Leandro, que atraviesa el mar con la peligrosidad de dicho mas, para poder reunirse con su amada, el mar se refiere a los movimientos de sus rizos.

Ícaro intenta hacer más que Leandro, mediante ‘arde sus alas’ quiere decir, que vuela más alto que Leandro para poder conseguir a Lisi hace lo posible para ‘morir glorioso’.


En el primer terceto Fénix, mediante la palabra pretensión se refiere a la esperanza que tiene una vez ya muerto, para volver a vivir y llorando intenta alcanzar lo que tenía antes y vivir eternamente.


En el segundo terceto con los adjetivos, ‘avaro y rico y pobre’ intenta explicar lo que es el amor, avaro quiere decir que quiere siempre lo mejor en el amor, rico es la riqueza que posee pero no sabe que es solo apariencia porque pobre es en realidad y no tiene nada.

Midas después de tanta avaricia llega a la insatisfacción al ver que en realidad no tiene nada.

Y finaliza con Tántalo que al principio del poema, en el verso 3, ‘sediento de hermosura’ acaba sin poder beber de su fuente de oro, es decir, la cabellera de Lisi.


He elegido esta fotografía porque desde mi punto de vista Quevedo habla de Lisi con tanta belleza que me ha parecido la de un ángel, sus cabellos dorados con los que describe a su amada parecen identificarse con los de la imagen.


Los recursos expresivos utilizados en este poema son los siguientes:

Epítetos: ‘generoso cabello’, ‘sediento’.

'crespa' para calificar el mar y 'undoso' para la cabellera

Alegoría: El ma, pretende representar una idea valiéndose de formas humanas.

Metáfora: ‘El oro undoso’, para referirse a cabello, ‘en mar de fuego proceloso’

paronomasia del verso 13: imita a Midas.

Paralelismo del segundo cuarteto: Leandro en mar, Ícaro en senda.

polisíndeton del verso 12; avaro y rico y pobre

Aliteración del verso 14 en el fugitiva fuente.

El hipérbaton es el recurso más utilizado en este soneto. Este fenómeno puede afectar a la ordenación de los elementos dentro de un verso, lo constituyen los versos 4, 6, 10 y 13. Referido a varios versos, encontramos ejemplos de hipérbaton en los versos 1-4, 5-6, 7-8, 9-11 y 12-14


Esta compuesto por dos cuartetos ambos isométricos, porque son todos de 11 sílabas, (ABBA consonante, abrazada) y dos tercetos (ABA). En versos de arte mayor, son versos estróficos, poliestróficos.

Se trata de un poema petrarquista y del amor cortés.


Esta canción de Damiá Timoner, me ha parecido la más adecuada para acompañar este soneto, la dulzura con la que este compositor toca la guitarra parece describir la pasión y sufrimiento del amor que siente el autor por su amada Lisi.

http://www.youtube.com/watch?v=caV3-b3Vtic&feature=related

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada