jueves, 13 de enero de 2011

Yoko Aleñar Gelabert. 1º de Bachillerato B "Soneto XXIII" (página 26)

Garcilaso de la Vega nació en Toledo en el año 1501, en una familia aristocrática, y se dedicó al servicio del rey. A los 25 años, un año después de casarse, conoció a una de las damas del séquito de Isabel de Portugal, llamada Isabel Freire, quien inspiró algunos de sus sonetos y la Égloga I. En 1529 acompaño a la corte española en Bolonia. En 1531, actuó como testigo de una boda prohibida por el monarca, por lo que este lo desterró a una isla del Danubio y, posteriormente, a Nápoles. Allí conoció a los poetas italianos más importantes de su tiempo. En 1536 fue herido en el asalto a la fortaleza de Le Muy. Murió poco después en Niza.


Itinerario de Garcilaso de la Vega:


Bibliografía: Lengua castellana y Literatura 1º bachillerato, Proyecto Tesela, Ed. Oxford Educación.



SONETO XXIII

En tanto que de rosa y de azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
con clara luz la tempestad serena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena:

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera
por no hacer mudanza en su costumbre.



La voz del destinatario lírico es el tú poético, en este caso aparece en segunda persona. Podemos reconocer el destinatario lírico con la aparición de un verbo en imperativo en segunda persona, determinadamente el verbo “coged”, en el primer terceto, el determinante posesivo “vuestro”/”vuestra”.

En este poema el yo poético no aparece así que podemos deducir que es el mismo autor quien escribe este poema, Garcilaso de la Vega, que se refiere a una única mujer representativa del renacimiento a la cual le da un consejo.
Al ser el autor la voz poética adquiere una actitud de apelación o exhortación sobre el receptor. Con esta intención el emisor intenta persuadir al receptor dándole un consejo en el cual le dice que aproveche su juventud antes de que sea demasiado tarde.

El tema del que trata el soneto XXIII se basa en que debemos aprovechar nuestra juventud porque si no lo hacemos, pasará el tiempo y con la vejez no podremos hacer las mismas cosas que podemos hacer cuando somos jóvenes. Al mismo tiempo, Garcilaso describe a una mujer, su amada, a la cual anhela. La descripción de esta mujer concuerda con las características propias que solía tener la mujer propia del renacimiento: cabellos rubios, piel pálida y rosada, cuello erguido, gesto dulce…

Este poema recurre a uno de los tópicos usados con más frecuencia en el Renacimiento (sobre todo por Garcilaso de la Vega) “Carpe Diem” que significa “goza del día”. Este tópico de acuerdo con el tema, incita a aprovechar la juventud, debido al paso del tiempo hacia la vejez. Este tópico recuerda el collige, virgo, rosas (“coge, virgen, las rosas”), que se aplica a una joven, como es en el caso del soneto XXIII.

El significado principal de este soneto es que tenemos que aprovechar el tiempo. A la vez habla de su amada, una mujer con las mismas características que las damas del renacimiento, a la cual considera perfecta.

Dándole sentido al poema podemos dividirlo en tres partes: la primera parte corresponde a la primera y segunda estrofa, es decir, a los dos cuartetos, la segunda parte corresponde a la tercera estrofa y la tercera o última parte corresponde a la última estrofa.

Así, la primera parte constituida por los dos cuartetos describen a la mujer ideal del autor, la misma mujer representativa del renacimiento, siempre comparándola con la naturaleza.
En la primera estrofa nos dice que la mujer es pálida, blanca, sus mejillas rosadas (primero y segundo verso), y que ella reconoce el amor que tiene el por ella (tercer y cuarto verso). En la segunda estrofa sigue describiendo el aspecto físico de la mujer afirmando que tiene el cabello rubio (el cual es movido por el viento) y largo, ya que le cae por encima del cuello pálido y largo.
La segunda parte representa un consejo que da el autor del poema. Estos versos significan que cojamos de nuestra juventud lo bueno y lo aprovechemos (coged de vuestra alegre primavera el dulce fruto) antes de que pase el tiempo y nos hagamos viejos (antes que el tiempo airado cubra de nieve la hermosa cumbre), esta frase alude a antes de que nuestra cabeza sea blanca, es decir, que nos salgan canas y por tanto nos hagamos viejos.La tercera parte correspondiente al tercer soneto y última estrofa hace referencia a los motivos por los cuales nos da el consejo. Significa que cuando acabe la juventud y empiece la vejez, el tiempo lo cambiará todo inevitablemente.

Este poema de Garcilaso de la Vega contiene una gran variedad de recursos expresivos. Un recurso expresivo que aparece sería la aliteración (con clara luz la tempestad serena). Otro ejemplo de recurso expresivo en el poema es la bimembración (y en tanto que el cabello, que en la vena) y una gran cantidad de epítetos (ardiente, honesto, hermoso, blanco, enhiesto, alegre, hermosa). Se produce una anáfora entre el primer verso y el quinto (en tanto que, y en tanto que) y también se producen enumeraciones (rosa y azucena, ardiente, honesto, blanco, enhiesto, el viento mueve, esparce y desordena). Aparecen elipsis (mirar ardiente, -mirar- honesto) (cuello blanco, -cuello- enhiesto) (el viento mueve, -el viento- esparce y –el viento- desordena) y algún asíndeton (mirar ardiente, honesto). Mirar ardiente, honesto, forma una antítesis ya que ardiente se refiere a una mirada con pasión y honesto se refiere a una mirada pura y sincera. En este poema abundan las metáforas: de rosa y azucena (identifica las flores con el rostro de su amada), el dulce fruto (los placeres que debe aprovechar de la juventud), con clara luz la tempestad serena, cubre de nieve la cumbre hermosa, alegre primavera, marchitará la rosa el viento helado… Aparecen hipérboles como por ejemplo, con vuelo presto, y abundan las personificaciones: mirar ardiente, honesto (ya que una mirada no puede ser ni ardiente ni honesta, se refiere a la persona), alegre primavera (es una metáfora que se refiere a la juventud, ya que la primavera no puede ser alegre)… Aparece el hipérbaton como recurso expresivo y aparecen encabalgamientos del primer al segundo verso, del quinto al sexto, del noveno al décimo y del décimo al undécimo. Finalmente, la primera y la segunda estrofa forman una prosopografía ya que describe las cualidades físicas de la mujer.

En el soneto aparecen varios fenómenos métricos: sinalefas, hiatos, sinéresis y diéresis.

Aparece una sinalefa en el primer verso (rosa y de azucena), en el quinto verso aparecen dos sinalefas (y en tanto que el cabello, que en la vena), en el noveno verso aparece otra sinalefa (coged de vuestra alegre primavera), en el decimo aparecen dos sinalefas mas (el dulce fruto, antes que el tiempo airado), en el duodécimo aparece otra (marchitará la rosa el viento helado) y en el decimocuarto otra sinalefa (por no hacer mudanza en su costumbre).
En el sexto verso tendría que aparecer una sinalefa pero el autor decidió prescindir de ella para mantener constante la suma de once sílabas, al igual que en el decimotercer verso.
En el segundo verso aparece un hiato (se mu-es-tra), al igual que en el noveno (vu-es-tra) y en el undécimo (ni-e-ve).

Este soneto formado por dos cuartetos y dos tercetos está compuesto por 14 versos endecasílabos, es decir, de arte mayor.
La rima de cada verso es consonante, es decir, coinciden las vocales y las consonantes. Se encuentran en una disposición abrazada los dos primeros cuartetos: ABBA ABBA y los dos tercetos en rima CDE, DCE.


El poema está compuesto por cuatro estrofas isométricas (con el mismo número de versos).
Las dos primeras estrofas son dos cuartetos ya que están compuestos por cuatro versos de arte mayor con rima ABBA.
La tercera y cuarta estrofa son dos tercetos, compuestos por tres versos de arte mayor cuya rima es CDF, DCF.

Este poema al estar formado por dos cuartetos y dos tercetos constituye un tipo de poema muy característico de Garcilaso de la Vega: un soneto. Los sonetos se caracterizan por estar formados por catorce versos endecasílabos agrupados en dos cuartetos y dos tercetos, con rima totalmente consonante.

En referencia a la canción, la he elegido canción porque hace referencia a que las chicas deciden salir y pasárselo bien, y eso implica que aprovechan su juventud. Me ha recordado al poema porque éste también hace referencia a que hay que aprovechar la juventud, y además se refiere a una mujer.

Actividad Optativa

La imagen que he seleccionado, además de representar a la mujer que describe el poeta, representa el ideal de mujer renacentista y de pintura renacentista. Representa un hecho mitológico: el nacimiento de Venus, y su apariencia es casi real. Se presenta como un escenario apareciendo en la derecha árboles que parece que representan un bosque, y más a lo lejos se observa la costa. Venus aparece desnuda, y en esa época era muy característico que los personajes de las pinturas aparecieran desnudos, ya que se daba mucho interés al cuerpo humano porque era objeto de estudio. Además de esto, se representa a Venus como una mujer de piel pálida, alta y delgada, con una belleza característica y el pelo dorado y largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada